viernes, 19 de febrero de 2010

COMPETENCIAS BÁSICAS.

-Asumiendo como adecuada la definición de competencia que dice que es la forma en la que cualquier persona utiliza sus recursos personales (habilidades, actitudes, conocimientos y experiencias) para actuar de manera activa y responsable en la construcción de su proyecto de vida tanto personal como social,("La competencia es la capacidad de creación y producción autónoma, de conocer, actuar y transformar la realidad que nos rodea, ya sea personal, social, natural o simbólica, a través de un proceso de intercambio y comunicación con los demás y con los contenidos de la cultura (Chomsky)", esta defifnición nos gusta más). todas las propuestas de trabajo que ofrecemos al alumnado (Unidades Didácticas) se centran en el desarrollo y consecución de las mismas.



-Según el DECRETO 231/2007 de 31 de julio, por el que se establece la ordenación y las enseñanzas correspondientes a la educación secundaria obligatoria en Andalucía, para abordar el desarrollo del currículo en Educación Física, de las ocho competencias básicas, nuestra área contribuye de manera directa y clara a la consecución de dos competencias básicas: la competencia en el conocimiento y la interacción con el mundo físico y la competencia social y ciudadana. Esto que queda claro tanto en el desarrollo diario de nuestras unidades como en nuestro planteamiento metodológico general, no es óbice para que, también desde nuestra área, se trabajen las demás competencias.

-Desde la perspectiva práctica y crítica que define nuestro departamento asistimos a las Primeras Jornadas sobre competencias básicas que organizó el CEP de Cádiz (octubre 2008) y que presentó el grupo ICOBAE. En ellas se definía competencia como la habilidad de satisfacer demandas complejas y enfrentarse a problemas propios del escenario social de manera efectiva.

-Con la introducción de esta definición, las formas “efectivas” de enfrentar problemas nos plantea la cuestión de ¿efectivas para quién? Coincidiendo con el Profesor Santos Guerra que en su artículo: ¿Viene PISA del verbo pisar? analiza el último informe PISA, ese encargado de medir las competencias básicas del alumnado para afrontar la mejora de la calidad de la enseñanza, nos planteamos lo que él dice: Ya se sabe que los datos, sometidos a tortura, acaban confesando lo que quiere quien los maneja. Y quien maneja los datos del Informe PISA puede sacar una conclusión catastrofista sobre el funcionamiento de un sistema que está a años luz del que tuvimos quienes nos formamos en él hace medio siglo. Quien maneja interesadamente los datos puede concluir que los profesores de hoy son un desastre o que la LOGSE abolió el esfuerzo de los escolares, o que la comprensividad es un disparate. Y así sucesivamente.


-Es entonces “efectivo” el informe PISA para quién? Según quien lo analice.
Desde nuestro punto de vista crítico, las competencias básicas, como la diversidad, como la propia comprensividad deben afrontarse desde un análisis exhaustivo de los contextos, tanto de las personas como de los centros. Si no se hace así, corremos el riesgo de lo que dice el profesor en el mismo artículo: No se puede comparar lo que es incomparable. Las condiciones, la historia, la configuración de los grupos, el nivel cultural de las familias, las expectativas… Hay que relativizar la comparación. El Informe no hace comparaciones agraviantes, pero induce a que se formulen de manera casi inevitable. No se puede poner a competir a quien tiene condiciones tan diferentes para la carrera. Un cojo, un lisiado, un obeso, un paralítico… O a quien tiene unos impedimentos que le dificultan el avance. Por ejemplo, alguien que tuviera una bola de hierro atada a un pie o una cadena amarrada a una estaca que le sujeta el tobillo. Pueden competir, claro está. Pueden compararse sus logros, pero nadie me negará que la comparación perjudica a unos y beneficia a otros. La estandarización de las pruebas, encaminada a establecer una comparación, resulta peligrosa. Para hacer una buena comparación hay que tener en cuenta el origen, el punto de partida de cada país, de cada comunidad.

-Esto debe ser tomado en cuenta desde el principio de los planteamientos. La efectividad de las mejoras de las competencias básicas, aisladas de un estudio intenso sobre nuestro contexto educativo y social, sobre nuestra formación como profesionales y sobre nuestra intencionalidad educativa como centro, puede derivar en la consecución de unas metas que beneficien a un@s y perjudiquen a otr@s.

-Tenemos esa responsabilidad.

-En el terreno específico de nuestra asignatura ha comenzado el curso académico y la LFP (Liga de Fútbol Profesional) nuevamente nos ofrece otro magnífico acontecimiento (similar al curso pasado, pero un poquito más espectacular, como se merece toda maquinaria destinada a ganar dividendos) que puede servir como ejemplo de… enfrentarse a problemas propios del escenario social de manera efectiva.

El Real Madrid C. F. se ha gastado 94 millones de euros en un fichaje.

Una persona que gane 2000 € al mes (bastante más de la media estatal) y que trabaje durante 30 años, ganaría 720.000 € en toda su vida laboral.

-El Real Madrid C. F. se ha gastado en el fichaje de un jugador lo que ganaría una persona trabajando treinta años, 130 vidas que viviera.

-En esta operación el jugador en cuestión recibirá a modo de sueldo (a parte quedarían sus millonarios ingresos por publicidades varias) por parte del Real Madrid C.F. 13 millones de € por temporada.

-El jugador en cuestión ganará en un año lo que la misma persona anterior (la de los 2000 € al mes) trabajando 30 años, 19 vidas que viviera.

¿Podemos considerar esto un problema moral?

¿Un problema económico?

¿Un problema laboral?

¿Un problema…estético?

En definitiva la sociedad que ampare y normalice estas situaciones, parece evidente que tiene un problema, y sus ciudadan@s también.

¿Cómo se enfrentan nuestros alumn@s a estos problemas propios del escenario deportivo-social de manera efectiva?

¿A quién beneficia todo esto?

Los dos equipos de fútbol de la LFP con mayor presupuesto para la liga 2009-10 son el Real Madrid C.F. (430 millones de €) y el F.C. Barcelona (405 millones de €). Ambos se enfrentarán en “plena igualdad de oportunidades” con equipos como el Jerez Club Deportivo (9 millones de €).

¿Podemos considerar esto un problema de igualdad?

¿De competitividad sana?

¿De que gane el mejor?

Con todo esto queremos comunicar que, desde nuestra área y desde nuestra perspectiva crítica, la mejora de las competencias básicas que lleven al alumnado a… enfrentarse a problemas propios del escenario social de manera efectiva . nos resulta una tarea muy complicada si no partimos de cuestionar y de intentar trasformar radicalmente (buscar la raíz de sus causas) el estado actual de las cosas.

Con cuestiones como estas (a modo de ejemplo) tenemos que afrontar el desarrollo y la mejora de las competencias básicas de nuestro alumnado.
En la síntesis de la propuesta del grupo iCOBAE para la mejora de las competencias básicas expone lo que habría que hacer en los centros:
- Un análisis de la realidad.
- Estudio de las competencias básicas según normativa.
- Elaboración del proyecto educativo de centro y la programación anual
- Clasificación y vinculación de criterios de evaluación.
- Diseño de tareas integradas (interdisciplinares)
- Puesta en práctica.
- Evaluación de resultados.

En nuestro centro (como en la mayoría) estamos empezando la tarea, pero eso no quiere decir que desde las áreas no se propongan actividades que vayan en la línea de la mejora de las competencias básicas.

Desde el área de Educación física, todas las unidades didácticas programadas especifican el trabajo y el desarrollo de las competencias básicas que propone el departamento.

También desde nuestra área proponemos el uso de la FICHA DE OBSERVACIÓN Y REGISTRO DE LAS COMPETENCIAS.